PLAN DE AHORRO FINANCIERO

¿Cómo empezar a ahorrar? No tengo mucho dinero... Cuando nos planteamos empezar a ahorrar, suele surgir esta pregunta. La mejor respuesta es hacerse un plan de ahorro financiero en el que, con pequeñas aportaciones, vamos haciendo nuestra hucha o colchón financiero para afrontar las incertidumbres que nos depara el futuro.

Beneficios de un Plan de Ahorro Financiero

Hay muchos beneficios por las que debemos empezar a ahorrar y planificar financieramente nuestro futuro desde jóvenes. Dependiendo de los objetivos de cada uno y la etapa de la vida en que se encuentre, un Plan de Ahorro Financiero, puede tener diferentes beneficios o ventajas:

  • El ahorro es uno de los fundamentos de la prosperidad económica
  • Tener un colchón para la jubilación
  • Poder costear los estudios en el extranjero de nuestros hijos
  • Hacer frente a gastos inesperados (una situación de desempleo temporal, impuestos de sucesiones de una herencia, etc.)
  • Poder liquidar deudas
  • Disponer de algo de dinero para el pago de la entrada de una hipoteca
  • Tener la opción de invertir y aumentar nuestro patrimonio
  • Estar mejor protegidos en caso de que nuestros ingresos disminuyan
  • Disfrutar de una situación financiera más saludable
  • Convertirnos en mejores administradores de nuestro dinero y nuestros ingresos
plan de ahorro financiero

Configuración de un Plan de Ahorro Financiero

En las distintas etapas de la vida, nuestros ingresos y gastos financieros cambian. Por ello, el perfil de inversión del cliente, debe ir en concordancia con la edad y el perfil de riesgo del ahorrador y estar correctamente clasificado.

La planificación se hace con vistas a largo plazo cuando eres joven, y a menor plazo a medida que se acercan los hitos que se plantean. Por eso un plan de ahorro financiero varía si tienes 20 años, 40 o 60, y también según el tipo de activos financieros en los que se invierte.

Ajustar el Plan de Ahorro Financiero

La cartera de inversiones se deberá revisar de forma periódica con el asesor financiero y ver si, tanto la tipología de activos en los que se invierte, como sus porcentajes de inversión, son los adecuados para el perfil y las nuevas necesidades del cliente.

En algunos casos, nos podemos encontrar carteras de clientes que tienen acciones o fondos de inversión que la entidad financiera no recomienda tener en cartera y los clientes no han sido correctamente informados.

Por otro lado, es necesario cambiar las carteras de inversión para posicionarse ante los cambios en los ciclos económicos.

La Fiscalidad de los productos de ahorro

El aspecto fiscal de las inversiones es tan importante como obtener rentabilidad de ellas. Por eso, parte importante del asesoramiento financiero, es tener en cuenta la fiscalidad de los productos en los que se ha invertido.

Las inversiones se pueden hacer directamente en los activos financieros, o a través de productos de inversión colectiva. Por ejemplo, en fondos de inversión y planes de pensiones, que tienen un mejor tratamiento fiscal al diferir el pago de las plusvalías hasta el momento de hacer líquida la inversión.

También hay productos de ahorro con fiscalidad favorable de cara a la jubilación, como son las Rentas Vitalicias y los PIAS (Plan Individual de Ahorro Sistemático).

En el caso de planificar sucesiones, también existen productos que ofrecen ventajas, como el seguro de ahorro e inversión Unit Linked. Este producto ofrece diferimiento fiscal, es decir, que no tendrás que pagar por mover ese dinero de un fondo a otro hasta que se recupere el dinero del Unit Linked. La prestación se paga a los beneficiarios al vencimiento del seguro o al fallecimiento del asegurado, siempre que el tomador no lo haya rescatado con anterioridad.

También hay que tener en cuenta el momento en el que se desinvierte y cuál es la rentabilidad final obtenida, calcular las plusvalías y minusvalías de la cartera, los años que tengo para compensarlas en mi declaración de IRPF, etc.

Contar con un asesor financiero-fiscal para mis ahorros

Para establecer correctamente tus metas financieras, contar con un experto en la materia financiera-fiscal de los productos de inversión es tan importante como para un paciente ir al especialista médico según la patología que tenga.

De la misma forma que tu asesor fiscal te asesora en temas como la declaración de la renta, el asesor financiero trabaja para el cliente teniendo en cuenta los aspectos fiscales de las inversiones. Un asesor financiero no sustituye a tu asesor fiscal, sino que ambos colaboran para darle a tus inversiones el mejor rendimiento posible.

Contacta ahora conmigo si necesitas un Plan de Ahorro Personal. No te compromete a nada, es totalmente gratuito y te asesoraré sobre los mejores Planes en Bankinter.

Pedir cita sin compromiso